Todas mis cosillas...

viernes, 21 de enero de 2011

Las Maravillas de los niños...

Estaba escribiendo por el mesenger, con mi enana, la mayor, que tiene tan solo 7 añitos, iVY,  y claro está, les tengo un filtro de protección infantil, y su messenger sólo puede estar las personas que yo le acepto, la familia, el padre y yo.

En fin, la cuestión, es que quién la conoce, sabe que es una niña muy avispada (sale a la madre por supuesto ;)  ) y me dice: "mami, mami, mira mi frase, mira es para Dios"  ¿¿¿¿sabes que puso???  :

 "YO SIEMPRE ESTOY ANTE LA PRESENCIA DE DIOS. ¿Y TU? ¿TAMBIÉN?"  

Jeje,   me maravilló.  Ahora digo yo, ¿quién dijo que los niños no entienden? Los niños ven los cambios, los niños sienten en la iglesia algo, aunque no sepan definirlo, les gusta estar allí, salen contentos, los padres nos tenemos que encargar de enseñarles el amor de Dios, y el Respeto a Dios.  

El otro día, le formó un espolio al padre, jeje. Resulta que al padre le regalaron una Biblia en la iglesia, pero ella pensó que era para ella, y bueno, cuando se entero de que no....se puso a llorar, ella quiere SU BIBLIA, y aunque le explicamos que es pequeña, y tendríamos que mirar una adaptada, una infantil, que las hay, más comprensibles, ella dice que NO, que ella quiere "Una Biblia Normal" según ella, las de niños no son "normales"   ;)

En estos días, me preguntó: "Mami, ¿por qué Dios creó el mal? ¿Por qué hay malas personas?"  Estamos hablando de una pequeña, de siete años, que hace unos meses que asiste a la iglesia.  Seguidamente me dice: "Mami, ¿por qué Dios creó las enfermedades?"   Son preguntas bastantes delicadas a explicar a los niños, pero se las expliqué con naturalidad. Le expliqué cómo nos creó Dios, y para qué nos creó. Que nos creó "perfectos", sin enfermedades, sin sufrimiento, sin maldad, y que no dio muchos dones, le expliqué el pecado original, y que ese fué el motivo del comienzo del mal en el hombre, de las enfermedades, etc.    Lo comprendió, simplemente lo comprendió, lo aceptó con su corazón, con el corazón de un niño y ya está.  Es maravilloso.

Ayer, vino del cole un poco triste, porque me comentó, que le hablaba a las compañeras de Dios, les dijo, que Dios era nuestro Padre, que nos amaba, que nos cuidaba, que nos protegía, y que a ella le encantaba ir a su iglesia evangélica. Pero claro, estaba hablando con niñas de su clase, niñas de siete años cómo ella, y ella llegó triste, porque le dijeron :  "Ivy, eres una niña rara."        Hablé con ella, le expliqué muchas cosas, que no pensé que tuviera que hacer aún, pero se ve que los niños hoy día evolucionan a pasos agigantados. Ella se quedó en paz con mi explicación, y lo comprendió. 

¿Por qué cuento todo esto? Pues porque me maravilla ver la mano de Dios en mi vida y en mi familia. A veces creemos que los niños por ser niños, son "tontos"(en sentido cariñoso) ;) pero cómo bien me ha dicho mi f.espso mil veces, "los niños son niños, no tontos".  

Los niños, cuándo se acuestan, me dicen:¿¿ "Mami, oramos juntos"???  A mi, esto, me encanta.  Las oraciones, de verdad, son para grabarlas. Les obliga a reflexionar. Cada uno hace la suya, reflexionan y dan gracias por todo a nuestro Señor, por detalles, que normalmente nosotros no paramos a mirar, hacen un análisis personal y piden perdón por sus cosas, por lo cuál, van adquiriendo conciencia cristiana, y van a prendiendo la diferencia entre lo que le agrada a Dios y lo que no. A mi, todas las noches me sorprenden y me llena muchísimo esos minutos.

Yo creo, que la mejor herramienta que tenemos los padres para conducir a nuestros hijos en los tiempos estos que corren, es instruirlos en el Camino de la Verdad, en el camino de Nuestro Señor, sólo así, podemos lograr apartarlos de todas las cosas dañinas de este mundo.  

Besos y muchas bendiciones!!!!!!!!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los buenos comentarios alimentan el blog, los malos, lo ensucian. Escribe siempre con moderación y respeto, la libertad de expresión consiste en: No comparto lo que usted dice, pero me pelearía porque usted pudiera decirlo.